EL-INFIRERNO-960-X-250

¿Qué es el infierno y el lago de fuego y azufre?

SIGN-3

 

the_inferno_3

La Biblia habla varias veces de un castigo en un lago de fuego, o un fuego eterno que nunca apagará. La misma Biblia explica claramente el simbolismo del fuego eterno. Veamos primero algunos de estos pasajes que hablan del infierno y el fuego eterno, y luego veremos la explicación que da la Biblia a estos símbolos:

Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre. – Isaías 66:24

Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: He aquí que mi furor y mi ira se derramarán sobre este lugar, sobre los hombres, sobre los animales, sobre los árboles del campo y sobre los frutos de la tierra; se encenderán, y no se apagarán. – Jeremías 7:20

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. – Daniel 12:2

Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. – Mateo 5:22

Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. – Mateo 5:29, 30

Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. – Mateo 10:28

Respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre. El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo (mundo); y los segadores son los ángeles. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga. – Mateo 13:37-43

Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los ustos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. – Mateo 13:49, 50

Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego. – Mateo 18:8, 9

¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? – Mateo 23:33

Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. – Mateo 25:41

E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna. – Mateo 25:46

Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. – Marcos 9:43, 44

Su aventador está en su mano, y limpiará su era, y recogerá el trigo en su granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. – Lucas 3:17

Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed. – Lucas 12:5

Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. – Hebreos 10:26, 27

Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio. – 2º de Pedro 2:4

Pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos. -2º de Pedro 3:7

Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno. – Judas 1:6, 7

Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. – Apocalipsis 20:10

 

¿QUE ES EL FUEGO ETERNO?

Cuando Dios habla de fuego eterno, un fuego que nunca apagará, se está refiriendo a un fuego de consecuencias eternas, y que nunca se apagará mientras haya algo para quemar. Una vez cumplida su obra, cuando ya no haya nada para quemar, y todo se haya convertido en ceniza, entonces se apagará. En Sodoma tenemos una prueba irrefutable de esta forma de castigo eterno:

Sodoma y Gomorra fueron condenadas al fuego eterno:

Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno. – S. Judas 1:6, 7

Y efectivamente, fueron quemadas con un fuego devorador enviado desde el cielo. Sodoma y Gomorra no se están aún quemando. Cuando este infierno de fuego cumplió su tarea, quedaron reducidas a ceniza:

Y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente. – 2º de Pedro 2:6

Cristo mismo nos confirma que como sucedió con Sodoma y Gomorra, volverá a suceder cuando él regrese a castigar y destruir a los pecadores:

Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste. – S. Lucas 17:28-30

 

EL VERDADERO SIGNIFICADO
DEL LAGO DE FUEGO Y AZUFRE
Y EL FUEGO ETERNO

Como vimos, la Biblia habla claramente de que los pecadores serán consumidos por fuego, tal y como sucedió con Sodoma y Gomorra.

¿Qué es entonces el lago de fuego y azufre de que habla la Biblia? El libro del Apocalipsis, que se encuentra lleno de símbolos, incluyendo la figura del lago de fuego y azufre, lo explica con toda claridad. Dos veces en el libro del Apocalipsis se nos explica que el lago de fuego y azufre es la muerte segunda, es decir, la muerte final y definitiva:

Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. – Apocalipsis 20:14, 15

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. – Apocalipsis 21:8

Hay una muerte primera, la que todos sufrimos ahora. Pero cuando Cristo resucite a los pecadores para pagarles según sus obras, estos serán castigados con el fuego eterno, que es la muerte eterna, la muerte segunda, la muerte definitiva. Serán literalmente castigados por fuego, y por fuego convertidos a ceniza.

La mañana viene para ti, oh morador de la tierra; el tiempo viene, cercano está el día; día de tumulto, y no de alegría, sobre los montes. Ahora pronto derramaré mi ira sobre ti, y cumpliré en ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti tus abominaciones. Y mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; según tus caminos pondré sobre ti, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo Jehová soy el que castiga. – Ezequiel 7:7-9

Mas los impíos perecerán, y los enemigos de Jehová como la grasa de los carneros serán consumidos; se disiparán como el humo. – Salmo 37:20

Espera en Jehová, y guarda su camino, y él te exaltará para heredar la tierra; cuando sean destruidos los pecadores, lo verás. – Salmo 37:34

Vi yo al impío sumamente enaltecido, y que se extendía como laurel verde. Pero él pasó, y he aquí ya no estaba; lo busqué, y no fue hallado. – Salmo 37:35, 36

Mas los transgresores serán todos a una destruidos; la posteridad de los impíos será extinguida. – Salmo 37:38

Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos. – Isaías 1:28

Muertos son, no vivirán; han fallecido, no resucitarán; porque los castigaste, y destruiste y deshiciste todo su recuerdo. – Isaías 26:14

Porque el violento será acabado, y el escarnecedor será consumido; serán destruidos todos los que se desvelan para hacer iniquidad, los que hacen pecar al hombre en palabra; los que arman lazo al que reprendía en la puerta, y pervierten la causa del justo con vanidad. – Isaías 29:20, 21

Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden. Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán. – Oseas 4:1-3

Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente. Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres. Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol. Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra. – Sofonías 1:14-18

Destruiré por completo todas las cosas de sobre la faz de la tierra, dice Jehová. Destruiré los hombres y las bestias; destruiré las aves del cielo y los peces del mar, y cortaré a los impíos; y raeré a los hombres de sobre la faz de la tierra, dice Jehová. – Sofonías 1:2, 3

Por tanto, esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros; porque mi determinación es reunir las naciones, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mi enojo, todo el ardor de mi ira; por el fuego de mi celo será consumida toda la tierra. – Sofonías 3:8

 

VER TAMBIEN